Se extenderá más de lo habitual

06
Feb
Éstos son los cambios en la próxima Declaración de la Renta
Éstos son los cambios en la próxima Declaración de la Renta
  • Comerciantes Chamartin
  • 0 Comment
  • No tags

La campaña de la Declaración de la Renta siempre genera dudas entre los contribuyentes y en este ejercicio habrá cambios a los que se debe estar atentos.

Comenzando por el hecho de que este año la campaña se extenderá más de lo habitual: comenzará el 3 de abril y terminará el 1 de julio, un día después del cierre tradicional. Además, hasta el 26 de junio, será posible domiciliar las declaraciones con resultado a ingresar.

Un grupo que deberá prestar especial atención a las modificaciones en la Declaración de la Renta son los trabajadores autónomos y a aquellos residentes en comunidades autónomas donde se aplicará la deflactación del IVA.

Madrid implementará por segundo año consecutivo la deflactación del IVA, generando un ahorro de 153 millones de euros para 3,5 millones de madrileños. Esta medida aplicará un 3,1 % a todos los tramos del IRPF, el mínimo personal y familiar, así como a las deducciones existentes y los límites de renta asociados. Aragón, País Vasco y Navarra también han anunciado deflactaciones en sus tramos de IRPF.

A nivel nacional, se verán reflejados los cambios introducidos en 2022 y 2023. Uno de ellos es la reducción en los rendimientos del trabajo para sueldos brutos entre 15.000 y 21.000 euros, suponiendo un ahorro de 1.881 millones de euros para el 50 % de los trabajadores según estimaciones de Hacienda.

Adicionalmente, se incrementará la base de ahorro para rentas superiores a 200.000 y 300.000 euros, tributando al 27 % y 28 % respectivamente, frente al 26 % previo. También se elevará la cuantía que los contribuyentes con más de un pagador deben declarar, pasando de 14.000 a 15.000 euros.

Los cambios más significativos recaen en los autónomos. Aquellos que se hayan dado de alta en 2023 estarán obligados a presentar la Declaración, incluso si no alcanzan los ingresos mínimos. Anteriormente, no era necesario declarar el IRPF para beneficios inferiores a 1.000 euros.

Asimismo, la tributación por estimación directa simplificada del rendimiento neto, con un importe máximo anual de 2.000 euros, aumenta del 5 al 7 %, lo que implica una rebaja fiscal de 116 millones para casi un millón de autónomos.

En cuanto a los inversores en criptomonedas, deberán presentar obligatoriamente el modelo 721 para declarar las criptodivisas en el extranjero con un valor superior a 50.000 euros, evitando multas y sanciones por parte de la Agencia Tributaria en caso de incumplimiento.

Fuente: 24heconomia.com