Informe de Hiscox

Los hackers (programadores con grandes habilidades) y delincuentes informáticos han puesto en el punto de mira a las pequeñas y medianas empresas (pymes) en los últimos años, según el Informe de Ciberpreparación elaborado por Hiscox. En concreto, las sociedades con menos de diez empleados han sufrido el 36% de los ciberataques desde el año 2020 hasta la actualidad. Estos problemas ocasionan un grave daño a las cuentas de estas compañías.

Los ciberataques se traducen en un gasto para las pymes. Así, los ciberdelincuentes ocasionan un coste medio de unos 14.766 euros por hackeo. Pero eso es una media, porque en ocasiones la pérdida es mucho más abultada: el precio a pagar por sufrir uno de estos ataques puede llegar a los 230.000 euros, algo que puede ser enormemente perjudicial para una empresa pequeña.

Eddie Lamb, director de formación de Hiscox, afirma que «ser una empresa pequeña no implica ser invisible a los ojos de los ciberdelincuentes». Sin embargo, el profesional explica que «las empresas más pequeñas han aumentado el gasto [en ciberseguridad] a un ritmo mucho más rápido que las demás, lo que puede ayudar a contrarrestar los crecientes ataques».

El informe de Hiscox «refleja en parte una tendencia cada vez mayor al fraude, como el desvío de pagos a través del correo electrónico corporativo, que suele requerir menos conocimientos técnicos pero produce recompensas menores». Es decir, los ciberdelincuentes encuentran cada vez más formas de extraer recursos de las compañías a través de los ataques informáticos.

Iván Andrada, especialista en IA generativa en Inetum, incide en que el problema de las pymes es, en muchas ocasiones, la falta de formación en ciberseguridad. «Las pymes que no son del sector tecnológico se preocupan menos por estos asuntos. A ellos les interesa especializarse en su producto. Los ciberdelincuentes ven esto rentable, les supone un menor esfuerzo», asegura el experto.

Sin embargo, «la mayor parte de las grandes empresas tienen una política de prevención y de mitigación de riesgos de ciberseguridad», según Andrada. Por tanto, las pymes se han convertido en un objetivo fácil para los hackers.

Fuente: OK Diario