Más cierres

Los alquileres siguen subiendo. Un estudio inmobiliario concluye que los españoles destinaron el año pasado, en 2023, casi la mitad de su sueldo en pagar el precio del alquiler. El porcentaje asciende al 43% dos puntos por encima de lo que se destinaba el año anterior. Una de las causas que se apunta como culpable de esta subida es la presión que están ejerciendo las viviendas turísticas.

Los pequeños comercios también están afectados. La subida del precio del alquiler provoca que estos pequeños comercios cierren y sean reconvertidos en viviendas muchas de ellas para alquileres turísticos. Las ciudades más afectadas son las grandes capitales, entre ellas Madrid.

¿Cuál es su rentabilidad?

En el programa Espejo Público nos hemos adentrado en una de estas viviendas reconvertidas. «Lo que queríamos era hacer un proyecto para reconvertirlo en apartamento turístico ya que en Madrid tiene bastante auge ahora», cuenta Carolina Barragán, arquitecta. Un apartamento de 4 dormitorios estaría en torno a 4.000 o 5.000 euros de rentabilidad. El precio de estos alquileres varia mucho dependiendo del barrio en el que se sitúa.

Perfil del comprador

Carolina explica que la mayoría de compradores que busca estas viviendas son inversores que buscan sacar el mayor beneficio en espacios pequeños. Estos locales que antes eran comercios pequeños terminan siendo alquileres turísticos. Sin embargo, la normativa ha comenzado a ser más restrictiva con este tipo de cambios. Antes de noviembre se permitía el cambio de local a vivienda a partir de 25 metros. Ahora, el reglamento exige que, como mínimo, el espacio supere los 40 metros útiles.

La visión de los comerciantes es muy diferente a la de los compradores. Los vendedores creen que esta situación es una pena. «Ahora mismo local que se cierra, un loft que al barrio no le aporta esa calidez de comercio», nos cuenta Lola. Muchos de ellos están preocupados por la escasez de los locales en los barrios y aseguran que ellos no venderán su comercio para reconvertirlo. Sus quejas se centran en los pocos benéficos que ellos obtienen en comparación con los inversores. «Además, los jóvenes compran cada vez más por internet» nos cuenta uno de los dueños de estos locales como otra de las grandes causas de que cierren los negocios.

Fuente: Antena3.com