Datos publicados por la Seguridad Social

Los autónomos que hayan sido beneficiarios del cese de actividad hasta el pasado 30 de septiembre sólo tendrán que pagar un 25% de su cuota a la Seguridad Social ya que, en el caso de que no vuelvan a pedir las nuevas prestaciones vigentes tienen exonerado automáticamente un 75% del pago mensual por sus cotizaciones a la Tesorería.

Esto significa que un autónomo que hubiera solicitado una de estas prestaciones a principios de verano y hasta finales de septiembre, y que no haya vuelto a acogerse al cese de actividad, pagará 70 euros por su cuota de noviembre, en el caso de que cotice por la base mínima. Si está en una base superior, lógicamente, el pago será mayor.

Según los últimos datos publicados por la Seguridad Social, la Tesorería aplicó el mes pasado a 181.500 trabajadores por cuenta propia esta exoneración. Estos autónomos tienen ahora dos opciones: si ven que sus ingresos continúan bajos y sin perspectivas de recuperación a medio plazo, podrían pedir de nuevo el cese de actividad, cobrar la prestación y no pagar nada de cuota.

Si continúan sin solicitar el nuevo cese de actividad a lo largo de esta prórroga, seguirán estando exonerados de una parte de su cuota hasta enero.

Exoneración de un 75% de la cuota de autónomos en noviembre
El Gobierno aprobó el 28 de septiembre el Real Decreto 18/2021, con el que se prorrogan las prestaciones por cese de actividad bajo cinco modalidades, pero también, como ocurrió en la anterior prórroga, se extienden las ayudas en forma de exoneraciones para autónomos que ya han dejado de estar acogidos al cese. Estas últimas exenciones decrecientes durarán cuatro meses, es decir, hasta enero, y permitirán que miles de autónomos paguen menos cuota a la Seguridad Social.

Esta ayuda decreciente se ha aplicado de forma automática y sería:

a) El 75% de la cuota de autónomos del mes de noviembre.

b) El 50% de la cuota de autónomos del mes de diciembre.

c) El 25% de la cuota de autónomos del mes de enero.

De este modo, este mes los autónomos que coticen por la base mínima pagarán 72 euros; en diciembre 145 euros; y en enero 216 euros. A partir de febrero, como ha ocurrido ahora con los antiguos beneficiarios del cese en mayo, pasarían ya a pagar su cuota al completo.

Los 100.000 autónomos que ya han solicitado el cese no tendrían que pagar cuota
A finales de septiembre había 226.000 los beneficiarios del cese de actividad. En octubre solicitaron esta prestación 99.000 autónomos, según los últimos datos de Seguridad Social. Esto a expensas de que se incluyan a algunos beneficiarios más que habrían solicitado las ayudas para autónomos de La Palma tras la última corrección del Gobierno y que todavía no habrían sido contabilizados, según fuentes de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En todo caso, alrededor de 100.000 trabajadores por cuenta propia recibirán este mes alguna de las prestaciones específicas para el colectivo puestas en marcha para paliar los efectos de la pandemia de la COVID-19. Todas ellas -inclusive la dirigida a los afectados por el volcán- cuentan con exoneraciones del 100% en las cotizaciones a la Tesorería.

Así, estas prestaciones incluirán una exención total de las cotizaciones, ya sea pagando primero la cuota y devolviéndola luego la mutua junto a la prestación -como es el caso de la POECATA, por ejemplo-, o simplemente no teniendo que pagar nada a la Tesorería -como es el caso de la prestación por suspensión de la actividad-.

Fuente: Autonomosyemprendedor