Ayudas europeas

14
Nov
Subvenciones para digitalizar una pyme
Subvenciones para digitalizar una pyme
  • Comerciantes Chamartin
  • 0 Comment
  • comerciantes . comercianteschartin.com . pyme . subvenciones .

Ser una empresa competitiva es sinónimo de digitalización. Para ello, las empresas disponen de una serie de ayudas que les permiten impulsar su proceso digital. Desde Sage recuerdan que las ayudas ayudan a las empresas a tomar decisiones en este sentido y a fortalecer su cultura digital.

Las pymes pueden optar a ayudas europeas para la digitalización. Un ejemplo de ellas son los fondos europeos para la recuperación económica. Estas ayudas se contemplan dentro del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia.

Las ayudas europeas se pueden conseguir para mejorar las infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes, modernizar las administraciones públicas, impulsar la pyme o mejorar la conectividad digital.

Cuando las empresas tengan una menor madurez digital, las administraciones públicas pueden acompañarlas durante todo el proceso de aprendizaje. En estos casos, la financiación sirve para orientar los proyectos y facilitar el asesoramiento, la formación y la difusión del conocimiento.

Este proceso es necesario para que los emprendedores sean conscientes de las ayudas con las que cuentan.

Por su parte, en el caso de las empresas más maduras y aquellas que son emergentes necesitan disponer de líderes digitales para favorecer el ecosistema innovador. En este caso, las administraciones facilitarán ayudas y subvenciones a las empresas que sirvan para consolidar su entorno y ayudarlas a crecer. Este aspecto se trata de algo importante para el resto de las empresas y contribuye también a la difusión del conocimiento.

Impulso a la red de contactos

En cuanto a las ayudas digitales, desde Sage recuerdan que en este caso se centrarán en impulsar la red de contactos de las empresas. En este caso, por ejemplo, se apoyan eventos como ferias, congresos, concursos o premios. Igualmente, las ayudas servirán para proveer financiación para inversiones materiales, para operaciones financieras u orientadas al desarrollo de la propiedad industrial y otros intangibles.

Por último, las ayudas acompañarán iniciativas más ambiciosas de digitalización. Un ejemplo de ello es la colaboración en proyectos de digitalización internacional.

Comprender las ayudas para la digitalización es fundamental para las empresas, ya que eso les ayuda a impulsar la transformación digital que necesitan en sus procesos.

Fuente: Cinco Días