Durante todo el mes de mayo

10
May
Chamartín acoge la Ruta de las Rosquillas y el Garrote del Santo
Chamartín acoge la Ruta de las Rosquillas y el Garrote del Santo
  • Comerciantes Chamartin
  • 0 Comment
  • chamartin . rosquillas .

Las reposterías del distrito de Chamartín se vuelcan durante todo el mes de mayo con las rosquillas de San Isidro… y su garrote por supuesto. Además este año 2022 se celebra el Año Santo de San Isidro, concedido por el Papa Francisco desde la Santa Sede con motivo del 400 aniversario de su canonización; ¿y qué mejor manera de celebrarlo que deleitándonos con este sabroso manjar?

Carmen Lazcano, Bakers&Coffee, Villa Versalles, Migas Pastelería, La Antigua Tahona, Viena Capellanes -en tres localizaciones diferentes-, Valle Olid, Pastelería Lyon, La Hermosita Clara del Rey, La Hermosita Chamartín, Don Pan Marcenado y Don Pan Cartagena serán los catorce establecimientos en los que degustar rosquillas, tontas y listas, de Santa Clara o francesas, galos… Y además en El horno de Babette los vecinos tendrán a su disposición los días, 13, 14 y 17 de mayo El Garrote del Santo, una barra crujiente y deliciosa, con higos y ajonjolí.

Puede consultar aquí las rosquillas que servirá cada repostería así como acceder a un mapa de la Ruta.

Puedes descargarte la app de la Ruta en los siguientes enlaces:

Enlace de Google Play

Enlace de la App Store

Los tipos de rosquillas

En la actualidad existen cuatro tipos. Las más famosas son las tontas, sin glaseado alguno, cuyo origen se remonta a la Edad Media, y las listas, cubiertas de un bañode azúcar y limón, con un característico color amarillo.

Pero también las hay de Santa Clara, que se empezaron a elaborar en el Monasterio de la Visitación y se sirven cubiertas de merengue seco blanco, y las francesas, que nacieron de los caprichos de la reina Bárbara de Braganza. Para ella el cocinero real ideó una receta con almendra picada y azúcar por encima.

Pero también tenemos los Galos. Son más raras y las tenemos en alguna de nuestras reposterías. Su procedencia se atribuye a los zares rusos y llegaron a la capital cuando unos monjes rusos se establecieron en Madrid. Vivían en un convento donde si sitúa hoy el Palacio de Correos. Se marcharon, pero el dulce se quedó gracias a un pastelero llamado Galo, que empezó a venderlos por las calles de Madrid con bastante éxito.Son unos dulces hechos de una masa choux frita y se bañan con fondant de chocolate o café.

El garrote del Santo

Dadle al Santo un buen pan que llevar bajo el brazo y ofrecer a las madrileñas y madrileños un buen pan con el que celebrar San Isidro y acompañar las muchas especialidades gastronómicas de este día de fiesta.

Esa fue la iniciativa de hace unos años de un grupo de pequeñas panaderías artesanas de la capital, como El horno de Babette. De este proyecto nació El Garrote del Santo, una barra crujiente y deliciosa, con higos y ajonjolí, para compartir en la pradera del Manzanares en la festividad del 15 de mayo y que los madrileños acogieron con entusiasmo.

El formato de barra/garrote ha sido escogido así porque es fácil de compartir y llevar de picnic. Además, recuerda al azadón con el que el Santo aparece en tantas imágenes. El Garrote lleva una bonita cobertura de salvado, en homenaje al trigo y el oficio de San Isidro, labrador. Con el higo y el ajonjolí, estos panaderos madrileños conmemoran la riqueza histórica de la ciudad y su pasado mozárabe. Para intensificar los sabores clásicos castizos, el higo puede ir macerado en vino o en anís, siempre de la ciudad.

Barra elaborada con harina de trigo, agua de Madrid, masa madre exclusivamente como agente levador, higos macerados en vino o anís de Madrid, y sal, con cobertura de salvado. Entre 70-80 centímetros de longitud y curvada en forma de garrote en uno de los extremos. Fermentación mínima de 18 horas. Los días 13, 14 y 17 de mayo podrá adquirirse en El horno de Babette.

El garrote del Santo, típico en San Isidro