En la Feria de Madrid

20
Jun

 

Madrid Nuevo Norte estuvo presente en Global Mobility Call (GMC), el congreso sobre movilidad sostenible que se celebró en la Feria de Madrid del 14 al 16 de junio.

Jorge Serrano, director Técnico de Distrito Castellana Norte (DCN), moderó la mesa redonda “La movilidad sostenible en el nuevo urbanismo: el ejemplo de Madrid Nuevo Norte”, en la que participaron Montserrat Rallo, directora general de Planificación, Estrategia y Proyectos de Adif; Miguel Núñez, director general de infraestructuras de Transporte Colectivo de la Comunidad de Madrid; y Lola Ortiz, directora general de Planificación e Infraestructuras de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

Los participantes de la mesa desgranaron las medidas que se están llevando a cabo desde sus respectivas instituciones para mejorar los desplazamientos de los ciudadanos, tanto en transporte público y colectivo como a pie o en bicicleta. Para ello hicieron especial énfasis en las estrategias e infraestructuras planificadas por las Administraciones Públicas en torno al proyecto Madrid Nuevo Norte, que, tal y como convinieron los tres ponentes, ejemplifica las mejores prácticas en movilidad sostenible.

En el encuentro también se destacó la colaboración público-privada como elemento fundamental en el desarrollo de Madrid Nuevo Norte. Como explicó Jorge Serrano, “la movilidad sostenible es un aspecto clave para los ciudadanos, y esta mesa es una buena muestra de la colaboración en esa materia entre la iniciativa privada y las Administraciones”.

A modo de introducción a la mesa, Jorge Serrano centró su intervención inicial en cómo el modelo urbano del gran proyecto de transformación urbana de la capital ha dado prioridad a la movilidad sostenible desde sus primeros bocetos, y desgranó aspectos de la estrategia que se ha llevado a cabo en la fase de planeamiento del proyecto para crear una ciudad inteligente e innovadora en cuanto a su visión del transporte.

Para Serrano, la vocación de Madrid Nuevo Norte es la de ser un “proyecto demostrador de las mejores prácticas en movilidad sostenible, para lo cual en la actuación “se buscado implantar las mejores estrategias en materia de movilidad que se están desarrollando”.

Estación de Chamartín: movilidad de larga distancia y de proximidad

La responsable de Adif, Montserrat Rallo, destacó, con relación a Madrid Nuevo Norte, que “gracias a la coordinación de todas las entidades públicas y privadas, estamos llevando adelante este proyecto tan sumamente complejo pero apasionante que tenemos entre manos”. La representante del gestor de infraestructuras ferroviarias hizo énfasis en la cualidad de “estación insignia” de la estación de Chamartín-Clara Campoamor, tanto por el número de viajeros como por su ubicación, y subrayó que la estación “duplicará su capacidad para el año 2040, alcanzando una previsión de 38 millones de viajeros de Cercanías y 15 millones de alta velocidad”.

Para Rallo, la nueva estación, tras su total renovación, aspira a ser “un centro neurálgico de transporte con un alto potencial comercial, cultural, de ocio y de negocio”. Desde Adif, continuó Rallo, están trabajando para que Chamartín “alcance la excelencia en cuanto a movilidad sostenible y convertirlo en un hub intermodal”

La representante de Adif describió también las medidas que ya se están llevando a cabo tanto para alcanzar dicha excelencia en la conectividad de la estación a escala local, regional, nacional e internacional. En este sentido, subrayó que las obras de conexión de la alta velocidad con el aeropuerto van a iniciarse el año que viene.

Rallo explicó que, además de todo lo anterior, la conectividad de la estación va a tener continuidad en la propia ciudad, el entorno de la estación. Y abundó en que “es importante crecer con la trama urbana de forma respetuosa y coherente, porque la ciudad y la estación se complementan”, fomentando, en consecuencia, “la proximidad entre los principales modos de transporte urbano”. Ese concepto se está trabajando en el entorno de la estación de Chamartín, potenciando la movilidad eléctrica y compartida.

Para la representante de Adif, dentro de esa necesaria conexión con la ciudad resulta fundamental la movilidad peatonal. “La pirámide de la movilidad se ha transformado radicalmente. Lo que antes ocupaba el coche lo tiene que ocupar el peatón”, reflexionó. En el entorno de Chamartín, el gran parque central es una pieza fundamental de la movilidad peatonal, una zona verde que se construirá encima de “una de las obras de ingeniería más potentes que tenemos en Adif: el cubrimiento de unos 200.000 m2 para hacer el pulmón de norte de Madrid”. Un reto de ingeniería sin precedentes que, detalló Rallo, se hará “de forma compatible con la explotación ferroviaria”.

También aludió al concurso de arquitectura para el diseño de la nueva estación, un edificio que, en palabras de la responsable de la gestora ferroviaria, supondrá “un elemento arquitectónico potente que no solo será un hito relevante de la construcción sostenible, sino que dará respuestas a las necesidades funcionales y de explotación ferroviaria, a la demanda de la ciudad, a las conexiones y a la ciudad de los 15 minutos”.

“El transporte sostenible se llama Metro y se apellida automático”

Por su parte, Miguel Núñez, de la Comunidad de Madrid, explicó que Madrid quiere contribuir a lograr la neutralidad climática en el año 2050, y que “todas las inversiones en infraestructuras están enfocados a la reducción del 90% de gases de efecto invernadero”. El representante del Gobierno regional destacó, en ese sentido, que el 30% de los gases de efecto invernadero provienen del vehículo privado.

En palabras de Núñez, “el transporte eficiente, sostenible, inteligente, competitivo se llama ‘Metro’, pero se apellida ‘automático’, y ese es el Metro que queremos implantar en Madrid Nuevo Norte”. Será, ha detallado, la primera línea con estas características en la red de Metro de Madrid. El responsable autonómico explicó que se trata de un sistema ya implantado en más de 1.000 kilómetros de línea a nivel mundial, en 46 países y se ha testado en ciudades como París o Barcelona. El metro automático, continuó Núñez, “supone una reducción de costes de operación de en torno al 50% respecto a infraestructuras convencionales”. El responsable regional destacó la oportunidad que supone Madrid Nuevo Norte para implantar este sistema desde cero, diseñando en él la ubicación y características de todos los elementos de la línea frente a las dificultades de convertir en automatizada una línea convencional ya construida. “Es el escenario perfecto para poder implantar una línea automática”, concluyó.

Respecto al gran intercambiador que se va a construir en Chamartín, Núñez destacó que este no va a actuar de una manera aislada, sino que funcionará junto con otros dos importantes intercambiadores como el de Plaza de Castilla y la futura área intermodal de La Paz, “que operarán de manera conjunta y podrán dar un servicio de calidad”.

Carril bici entre Atocha y Chamartín

Asimismo, Lola Ortiz, directora general de Planificación e Infraestructuras de Movilidad del Ayuntamiento, expuso que Madrid Nuevo Norte es “un ejemplo claro de la movilidad del futuro que se quiere para la ciudad de Madrid”. En ese sentido, destacó la limitación de la movilidad en vehículo privado y las medidas para potenciar los desplazamientos ciclistas y peatonales.

La responsable municipal de infraestructuras de movilidad explicó que actualmente está en marcha la tramitación de Plan de Movilidad Sostenible de Madrid, con el objetivo de mejorar la calidad del aire y luchar contra el cambio climático. Según indicó, entre los objetivos del plan está “reducir tráfico de vehículos privados entre el 20 y el 25 % y reducir los accidentes de tráfico en un 50%”. Para Ortiz, el eje vertebrador de esta hoja de ruta es, “el transporte público, así como la electrificación de la flota de la EMT”.

En el capítulo de las actuaciones para el fomento de la bici, Ortiz destacó el Carril Bici Castellana que está actualmente en ejecución y que, para la representante municipal, “va a suponer el gran eje norte sur que cambiará la movilidad ciclista de la ciudad”. Ortiz explicó que dicha vía ciclista llegará hasta Atocha hacia el sur y, en sentido norte, anunció que “a día de hoy estamos trabajando en colaboración con Adif en una conexión ciclista con la estación de Chamartín, primero provisional y posteriormente definitiva”. Según ha detallado, dicha infraestructura se conectará posteriormente con la red de vías ciclistas de Madrid Nuevo Norte convirtiéndose el conjunto en “un gran eje de conexión de movilidad ciclista”.